Los ejemplos de Internet de las Cosas nos dan una dimensión más exacta de lo que este avance tecnológico nos deja en nuestra vida cotidiana.
A pesar de ser un concepto que cada vez es más familiar, a menudo lo vemos como distante, sólo para ricos, para grandes empresas o para imaginarnos en un mundo de ciencia ficción.
Sin embargo, esta tecnología no está aquí para eso. Su función es mejorar la vida de las personas.

Aquí os presentamos, a titulo de curiosidad, 7 objetos conectados a internet que no sabias:

1 – Relojes inteligentes –

Hay relojes que recogen información del paciente que llega hasta sus doctores, quienes pueden realizarle la visita de control sin que el paciente se desplace a la clínica. Gracias a la información de pacientes anónimos recogida en la nube se ha podido recabar una base de datos que ayuda a diagnosticar el Parkinson, controlar el asma, la diabetes y, en general las enfermedades crónicas. También te puede avisar de a que hora te tienes que tomar las pastias.

2 – Datalong 16 –

Se trata de un pequeño dispositivo que viaja con la mercancía y que permite obtener valores, en tiempo real, sobre la ubicación del envío y la temperatura a la que se encuentra. Ideal para saber donde se encuentra tu pedido en un momento exacto, o controlar las cargas delicadas como los medicamentos por ejemplo.

3 – Tractores Inteligentes –

Es un nuevo concepto que pondrá en marcha en los campos de cultivo, un tractor automatizado, es decir, no necesita conductor.
En su software se ha incluido un mapa con la ruta y tareas que debe realizar en ellas. Se pone en marcha a partir de una APP y lleva incorporado un GPS, sensores y radares, que les permite circular entre los cultivos.

4 – El espejo inteligente –

Tan sencillo de utilizar como ponerte delante de él. Conectado a diferentes APPs de salud, el espejo es capaz de informarte de tu peso, calidad del sueño, hidratación corporal y más detalles.
Pero también es capaz de facilitarte la previsión meteorológica, el estado del tráfico o tu agenda de la semana.

5 – Frigoríficos conectados –

Ya han llegado. Tu nevera te avisa de si te falta algún producto básico o si tienes otros a punto de caducar. No sólo eso. También es capaz de hacer el pedido por ti, para que te lo traigan a casa.

6 – Maleta Robot –

La Travelmate (así se llama) no necesita ser empujada ni que tires de ella. Funciona como un robot y te sigue a todas partes. El control se realiza desde una APP o con comando de voz. Incorpora luces LED y algún sistema de seguridad, como la apertura por huella táctil.

7 – Seguridad en el hogar –

¿Qué te parecería irte de vacaciones y tener tu casa vigilada desde tu smartphone? Ya existen APP que puedes descargar en tu móvil y conectar con webcams instaladas estratégicamente en tu hogar. Algunas son gratuitas.
Es así de sencillo. Lo instalas y lo visualizas.

Que te han parecido? Esto son unos ejemplos de diferentes aplicaciones de objetos conectados a Internet, de diferentes áreas. No son todas, porque es extensible a cualquier sector que estés pensando.
En el futuro veremos cómo normalizamos las nuevas conexiones y progresivamente podremos optimizar recursos y minimizar costes en todos los sectores.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *